SOBRE EL LIBRO "Alcácer: Toda la verdad"
por Xi



Alcácer: Toda la verdad. Francisco Pérez Abellán


*** ¡ ¡ ¡ ¿¿¿Toda??? ! ! ! ¡ ¡ ¡ ¿¿¿Y además, "la verdad"??? ! ! ! ¿No será demasiado? ¿No nos pondremos malos? Quizás sea mejor ir poco a poco no vaya a ser que la falta de costumbre nos dé un disgusto.



Francisco Pérez Abellán ha llevado a cabo una larga investigación sobre el que puede calificarse "del
mayor misterio de todos los tiempos en la historia criminal española": Alcácer, el asesinato de Miriam,
Toñi y Desirée. Diez años después de aquel 13 de noviembre de 1992, en el que las pequeñas
desaparecieron, Pérez Abellán, especialista en investigación periodística, ha encontrado una serie de
novedades que establecen la explicación final. Estas son las conclusiones:

1.- En primer lugar, los asesinos materiales fueron tres. Dos principales y un tercero que se unió en
Catadau, cuando los principales suspendieron las torturas para alimentarse.


*** El papelito y el testimonio de Ricart son la base de la implicación de dos, pero, según el testimonio del mismo Ricart y sentencia del tribunal, éste no es asesino; así que falta por fundamentar la de dos presuntos asesinos, y eso dando por sentado, por un instante, que la implicación de Anglés estuviese ya fundamentada, que es mucho suponer. Lo que estaba fundamentado es la existencia de pelos de, al menos, 7 personas que no son de dos de sus volátiles y presuntos asesinos materiales. Así que habría que explicar como cayeron materialmente esos pelos materiales y dejarse de fantasmadas.



2.-El móvil, sin ninguna duda, fue el abuso sexual.



*** Si la falta de dientes, arrancar algún pezón... y todo un repertorio de ensañamiento sádico lo queremos englobar en el abuso sexual y no tener "ninguna duda" cuando una de las chicas murió virgen, y otras fueron violadas, creo recordar, postmorten con un objeto, pues quizás, tal vez, puede, es posible, si el tiempo y la autoridad lo permite, que tengamos trazas de alguna modesta duda ante las revelaciones de este Moisés Perillán.




3.-Hubo dos clases de criminales, unos que actuaron dando muerte a las niñas y otros poderosos
"voyeurs" o mirones, que se delatan al fingir la falsa fuga de Antonio Anglés.



*** Evidentemente, la Organización se delata en toda la farsa. Ahora hay que ver qué composición de lugar nos hacemos sobre el país y el tiempo en que vivimos para imputarlo a unos malos de folletín que pueden fabricar realidad mediática mientras la Organización estatal sigue en el limbo, como si en las cloacas, en la trastienda prácticamente no se conociesen "todos" y estuviesen al cabo de la calle...



4.- Antonio Anglés fue muerto y enterrado por ajuste de cuentas con la banda, antes de que aparecieran
los cadáveres de las niñas.



*** Es posible que haya muerto; y es posible que haya acabado por "morirse" en solidaridadad con todos los anunciadores y persistentes profetas de su deceso. Yo, en cambio, con cabezonería, cuantos más entierros, más le "veo" revivir, pero, seguramente, es debido tan sólo al empecinamiento de esta cabecita loca.



5.- La fuga fue fingida y preparada por una organización con poder suficiente para suplantar al supuesto
huido y dejar indicios que confundieron a todos.



*** Lo del confidente policial portugués que ve a otro confidente policial "en fuga" confundió sin duda a todos que no vieron la "organización con poder suficiente" que tenían delante de las narices.




El relato de los hechos, reconstruidos literariamente, se encuentra en "Alcácer: punto final", obra
publicada por ediciones Martínez Roca.



*** Lo del "punto final" deben ser las ganas... Esto es punto y seguido. Incluso a los genocidas de Argentina se les acabó el punto. Aunque, para estos jaleados superventas reptilianos, lo que sigue es el cobrar fondos rastreros en forma de prebendas.




Que no es un libro sobre las víctimas, sino sobre los asesinos. En esta obra se incluyen en total
exclusiva una serie de cartas autógrafas del único criminal condenado por esta causa, Miguel Ricart, que
se aportan como caudal de información y material para entender la mente del asesino.


*** Que yo sepa, Ricart no ha sido condenado como asesino. Lo que no sé, aunque me lo supongo, es como ha logrado este as del periodismo de investigación esa valiosa exclusiva.



Decir que se trata de una nueva teoría es un poco despectivo. Es la indagación de la verdad histórica
desarrollada a lo largo de mucho tiempo. El caso Alcácer se resume así, según las nuevas conclusiones:
Ricart fue el hombre de las decisiones, el jefe de la banda;



*** Ahora, al parecer, el que los tiene a todos asustados es SuperRicart; antes, tan evanescente a la hora de apalear y asesinar; ahora, el Jefe de la Banda del Papelito, "cráneo prevelegiado", sin duda. Y todas las maldades y sadismos terribles del monstruo de Anglés que los tenía a todos asustados, según declaraba su familia, Ricart y coro mediático, se desvanecen hasta el próximo episodio.




Antonio Anglés murió asesinado nada más terminar su participación en el secuestro y asesinato de las
tres niñas. Su fuga "imposible" es el gran rastro de que hubo en realidad una "mano negra" en el caso
Alcácer.


*** Si nos remitimos a la Mano Negra histórica, la importante "organización con poder suficiente" era aquella que no puede permitir competencia y ostenta el monopolio del suficiente poder para montajes multimedia como esta etérea organización decimonónica cuyos estatutos secretos (sic) se encontró un guardia civil debajo de una piedra cual video de Ben Laden bajo unos escombros.




Tras asesinar a las niñas, Miguel Ricart, que es en esencia un violador, dejó sobre su tumba en "La
Romana" los papeles que Antonio Anglés llevaba en los bolsillos. El nombre Anglés obligaba a la
investigación; en cuanto descubrieran los cuerpos irían a por los Anglés. Ricart no pensaba que le
atraparían a él, que estaba viviendo en casa de Neusa, ya sin Antonio, casi tres meses.


*** Sin duda tal alarde de perspicacia es una prueba incontrovertible de ese portento cerebral que le aupó a la máxima dirección de la Banda. No sólo deja el papelito de alguien de su banda, que es además uña y carne con él mismo, sino que, además, se va a vivir a casa del "papelito", y cuando baja con las naranjas y ve en lontananza el verde benemérito se da cuenta de la hondura de su pensamiento (petrolífero) . Tampoco su "esencia violadora" y la de sus compinches se acreditó en una de las asesinadas, que no fue violada. Aunque, eso sí, el maratón macabro de esa noche y el abrir la fosa se reparte entre tres espaldas; algo salen ganando.



Tenía necesidad de trazar una coartada para mantener vivo el "fantasma de Antonio" y por eso hizo, o
mandó hacer, la "llamada de los kellogs". La que quedó grabada en el contestador de Kelly: "Soy Rubén
(Antonio Anglés), dile al Rubio que vaya a donde tenemos "la maneta y el disco de la moto", que lleve
la leche y los kellogs".


*** O sea, que sabía que iba a ser detenido y se encamina confiado a la detención, pero tiene la ocurrencia de preparar la llamada. Se inmola para dejar la pista de Anglés. Todo muy ingenioso. Sabía proféticamente cuando le iban a detener y cuando tenía que activarse la llamada, dado que estando dentro de la casa con los guardias civiles no se iba a ir a la cabina de la esquina a simular la voz de Anglés (¿o tal vez la "organización con poder suficiente" le da el soplo de las evoluciones de la Guardia Civil que sabrían por algún pajarito?). En fin, un nuevo golpe de Inteligencia de los guionistas.



Un mensaje "auto-dirigido" para dar la idea de que Antonio andaba escondiéndose por ahí, cuando
estaba criando malvas.


*** Auto-dirigido Ricart a la cárcel. Con esa febril imaginación, no sé como no se dedica al mundo de la literatura. Ya vemos que cualquier perillán puede medrar.




Al desaparecer Antonio se rompe con el eslabón perdido, que relaciona a los criminales de vía estrecha
con la organización poderosa de los pervertidos, que pudieron encargar el espectáculo sexual. Muerto
Anglés nadie puede relacionarlos con los crímenes.



*** Pero, ¿no quedamos en que el Jefe era Ricart? ¿Sabía todo Anglés, y nada el lince del Jefe? Mientras asesinaban, ¿no veían a los espectadores? ¿Estaban ocultos tras algún espejo en alguna suite de la Romana? ¿No tuvieron ningún contacto con alguien que les contratase? De todos modos, se aprecia como la teoría perillana trata de guardar la esencia del montaje y deja una puerta abierta a una aislada "organización de pervertidos" con poder suficiente para moverse con sorprendente soltura, pero no tanto como para tener que rozarse con ninguna instancia oficial, lo cual parece ser algo así como la cuadratura del círculo en el país de las maravillas.





FRAGMENTOS ESCOGIDOS DE LAS CARTAS DE MIGUEL RICART DESDE LA CÁRCEL
(SE PUBLICAN ÍNTEGRAS EN EL LIBRO "ALCÁCER: PUNTO FINAL")




CARTA 15.- (29-6-1998)



Referente a un comentario de la madre de Toñi.-



"¿Qué raro, no? Hace tiempo decía que yo era un cabeza de turco y ahora dice que soy culpable. Esas
personas son idiotas, estúpidas, hipócritas y, para postre, desvariadas psíquicamente. ¡En fin!"



¿Quién eran y cómo eran las chicas de Alcácer?


"Esa pregunta me la he hecho yo muchas veces. A lo mejor no eran unas Angelitas y, podían ser lo que
la gente menos se espera ¿No? En fin el que lo sabe bien es Dios y algún día lo sabremos."


*** A ver si hay suerte y nos lo dice. Ya hubo algunos que trataron de enlodazar insinuando una especie de "se lo han buscado", supongo que con parecida credibilidad a la de Súper-Ricart.




CARTA 17.- (26-8-1998)



Sobre los periodistas


"Ya sabes que si yo digo BLANCO ellos dicen NEGRO, y la gente no atiende a razones y en fin siempre
salgo yo de malo, porque allí estará Joan Cantarero, la chica esa de LAS PROVINCIAS, el periodista
ese que es calvo con barba, que tiene cara de BOXER, ¿supongo que sabes a quién me refiero?. Esa
gente, me dan ASCO. Lo único que hacen es engañar a la GENTE y la sociedad se lo CREE."




Carta 20.- (2 Mayo 1999)



Del Tribunal Supremo


"Bueno, respecto a lo que te dijeron los abogados del Tribunal Supremo, de que me iban a volver a
condenar eso no lo creo, ¿sabes por qué? Porque la opinión pública está a mi favor y los padres de las
niñas también, tanto Fernando García como Fernando Gómez y eso es un punto muy importante a mi
favor".



Respecto a los Anglés:



"Ahora también te digo una cosa, todos los Anglés saben que soy inocente. ¡Pero todos sabemos que la
familia Anglés algo sabe del Caso Alcásser, por eso Kelly insiste en mi más absoluta inocencia, pero
una cosa tengo clara: La familia Anglés, bajo mi punto de vista saben más de lo que ellos aparentan
saber, pero el Señor les juzgará y les condenará y se pudrirán en el infierno por NO arrepentirse de sus
pecados. Pero, en fin, allá ellos con sus conciencias."



De Antonio Anglés


"Respecto a Antonio yo siempre he dicho que está muerto. Desde luego, del Anglés, no quedan ni los
huesos".

*** Una gran noticia para el ministerio del Interior que no tendrá que hacer el ridículo con huesos irlandeses que tardan una eternidad en ser analizados. El mensaje está bien claro: dejen de husmear en la pista tropical de Anglés.