HIPÓTESIS SOBRE LOS ASESINOS Y EL MÓVIL DEL CRIMEN
por Jaime Sarmiento


Que tal amigos, mi nombre es Jaime Sarmiento Hernández, vivo en México y la intención de la presente es con la finalidad de aportar información respecto a la hipótesis sobre los asesinos y móvil del crimen y que en la especie, relacionaría las hipótesis numero 1.1 y 1.2 presentadas por El Palleter las mismas que señalan como autores a gente muy influyente y poderosa y que de igual forma se encuentran relacionadas con sectas y ritos satánicos, en estas fechas he navegado por Internet buscando información sobre asesinos seriales y asesinatos relacionados con cultos satánicos y de las cuales me ha llamado mucho la atención en especial dos, tanto por la forma de actuar y por lo que se encuentra relacionado con ello.

En el primer caso hablaremos de EL MONSTRUO DE FLORENCIA, caso que hasta la fecha se encuentra todavía en investigación y que guarda una gran similitud con el caso ALCÀSSER, asunto en el cual de inicio se pensaba que el autor de los homicidios lo era un asesino serial, pero con el paso del tiempo y de las investigaciones, el curso de la misma fue cambiando y en su caso llegando a la hipótesis de que personas con gran poder tanto económico como político se encontrarían relacionadas y que los homicidios se habrían realizado como practicas de culto satánico; la información que encontré es la siguiente:

EL MONSTRUO DE FLORENCIA: Es uno de los casos más interesantes en el mundo de los asesinos en serie. Este criminal aterrorizó a toda Italia entre 1968 y 1985, tras cometer 16 asesinatos. Todas sus víctimas eran jóvenes parejas que se encontraban en el interior de sus vehículos cuando fueron atacadas. El asesino no sólo mutilaba a las mujeres, sino que realizaba extraños dibujos con arma blanca en el pecho, llegando en ocasiones a llevarse el seno izquierdo de sus víctimas. Hubo varios sospechosos, entre ellos un campesino que fue condenado como autor material. Sin embargo el caso fue reabierto años más tarde con nuevas pruebas que llevaron a la policía a sospechar que los verdaderos culpables intelectuales pertenecían a un grupo de personas adineradas, miembros de una secta que ordenaba y pagaba por los trabajos del campesino.

Con relación a ello se detuvo a una persona de apellido Pacciani la cual nunca cumpliría la condena que le impusieron, ello porque el 23 de febrero de 1998 le encontraron muerto en extrañas circunstancias en el suelo de su casa con los pantalones bajados y su camisa alrededor del cuello. Como su cara aparecía azulada y desfigurada, la opinión inicial de la policía es que había muerto de un paro cardiaco, pero tras unos exámenes post mortem, se determinó que se había suicidado ingiriendo una gran cantidad de medicamentos, aunque desde el primer momento la misma policía sospechó que lo habían asesinado lentamente suministrándole medicamentos erróneos para su diabetes y sus problemas cardiacos. Así, tras la muerte del principal sospechoso, los investigadores decidieron cerrar el caso del Monstruo de Florencia, no sin antes asegurarse que Vanni y Lotti, otros sospechosos en relación al mismo asunto, estaban encerrados detrás de los barrotes de la prisión, a pesar de la gran cantidad de preguntas sin respuesta y de los puntos oscuros que rodean el caso.

En agosto de 2001 algunos investigadores retoman de nuevo el caso del Monstruo sin querer dar demasiadas explicaciones. Sólo dicen que tienen nuevas pistas que les conducen a pensar que el Monstruo de Florencia puede tratarse de un grupo de unas diez o doce personas adineradas, miembros de una secta religiosa, que ordenaban y pagaban los "trabajos" a los tres campesinos.

Entre las personas que presuntamente integrarían el grupo "satánico" se encontrarían un conocido médico italiano y un pintor suizo para quien habría trabajado Pacciani como jardinero y en cuya casa se hallaron algunos recortes de prensa del juicio y varios dibujos de mujeres mutiladas, que según los investigadores, representaban a las víctimas del Monstruo. Hasta que la investigación esté completa, los detectives se niegan a facilitar datos sobre el Monstruo de Florencia. Dicen haber descubierto también algo muy significativo, y es que una persona habría estado pagando a Pacciani un total de 33.000 libras depositadas en varios plazos a lo largo de los años en los que fueron cometidos los crímenes, y que posteriormente le recetó unos medicamentos que en vez de curarle, le llevaron a la tumba porque sabía demasiado.

Pues bien, a grandes rasgos esta es la información que encontré relativa a ello y que encaja bastante con la hipótesis que presenta Usted, con la diferencia que ellos atacaban a parejas, pero que en quienes recaía el mayor sadismo y agresividad, lo era en la mujer; para tener un poco mas de amplitud en cuanto a esta información hay que visitar la siguiente pagina, en la cual esta la información completa:

http://www.latinoseguridad.com/LatinoSeguridad/Criminales/EMF.shtml

En lo que respecta al segundo caso simplemente pienso que tal vez los asesinos lo hubiesen tomado como referencia para cometer los homicidios y que tal vez este relacionado con el culto al cual pertenecen los verdaderos homicidas, la información es en relación a ROBIN GECHT, persona que durante los años ochenta, dirigió a una pandilla llamada Ripper Crew o Chicago Rippers, se estima que asesinaron a 18 mujeres. Las mataban con un alambre muy delgado, luego cortaban su seno izquierdo y en pedazos pequeños lo comían. Con estos asesinatos rendían culto a Satanás y el consumo de carne era una forma de comunión diabólica. La información respecto de ROBIN GECHT, la encontraran en el siguiente acceso:

http://translate.google.com/translate?en&u=http://www.missstrict.net/gecht.html&prev=/search%3Fq%3DROBIN%2BGECHT%26hl%3Des%26lr%3D%26ie%3DUTF-8%26sa%3DG

Pues bien, esta es mi colaboración al respecto, esperando que sea de ayuda para Ustedes, prometiendo que seguiré investigando cuales son las sectas a las que pertenecieron las personas antes mencionadas, ya que este seria un punto de partida, pues serviría para investigar si estas sectas o cultos, se encuentran en su localidad y a su vez estén relacionadas con los homicidios de las NIÑAS DE ALCÀSSER.

 

Volver