CONVERSACIONES CON UN FORENSE
Diálogos en el Foro con Juan Lucas


Juan Lucas. Me sorprende gratamente la reapertura de este horrendo caso, aunque la investigación no sea oficial. Les deseo suerte pero tengan cuidado, están tocando temas muy peligrosos. Juan Lucas es mi seudónimo, en realidad soy medico forense y en mi profesión hay que ser políticamente correcto, aunque yo no lo sea. Siempre me he preguntado lo que pasó con el análisis de los pelos encontrados en los cuerpos de las niñas. Si eran pelos indubitados como así lo confirmaron dos profesionales como Luis Frontela y Angel Carracedo, entonces ¿por qué el Tribunal Supremo no dio importancia y si se la dio la Audiencia Provincial de Valencia?.

El Palleter. La misma pregunta (o casi) nos hacemos en nuestra carta número 12... y no nos queda más alternativa que pensar que el Tribunal Supremo tenía mucha prisa por cerrar el caso. Punto. Ahora bien, lo grave del asunto es que por primera vez (y esperemos que última) el Supremo "ha pasado de puntillas" sobre el fondo del asunto (lógicamente el Supremo no es nadie para invalidar una prueba tan esencial) y simplemente lo despacha con un insolente calificativo: "hipótesis inverosímil"... pero los magistrados del Tribunal Supremo, encabezados por los "amigos" de Rafael Vera: Ancos y Bacigalupo, se han curado en salud al no cuestionar la investigación ni los métodos de Frontela y Carracedo. Los prohombres de Rafael Vera no se han enfrentado con estos dos hombres de ciencia (algo que les hubiera llevado a un debate para lo cual no estaban preparados), simplemente los ha ninguneado. Así, con ese insolente calificativo descalifican los cientos de horas que les llevó a Frontela y a Carracedo su paciente investigación. Así funciona la Justicia en España, una Justicia que busca sobretodo, agradar al poder.

Juan Lucas. ¿No les parece que eso es muy grave, no han pensado en recurrir la sentencia del Supremo?. He participado en autopsias por orden judicial y el análisis de pelos y fibras forma parte de lo básico de una investigación criminal y el tribunal siempre lo tiene en cuenta como prueba fundamental. Pero en este caso parece que al Tribunal Supremo se la trae al fresco. ¿Por que?. Les deseo toda la suerte del mundo.

El Palleter. ¿Recurrir al Supremo?. No, no lo habíamos pensado... pero tal vez. No obstante, antes hay que agotar otras vías, ¿no te parece?. Y, gracias por desearnos suerte y cuidado... lo intentamos.

Por cierto, no queremos desaprovechar la ocasión de consultarte en calidad de médico forense sobre si está justificada la tardanza en analizar los huesos hallados en Irlanda y presuntamente pertenecientes a Antonio Anglés y que teóricamente están a la espera de contrastar su ADN con el de su madre, Neusa Martins... desde finales de Enero del presente año... son casi ocho meses sin conocer los resultados. ¿Es normal que se tarde tanto en realizar esa comparación para verificar si los huesos de Irlanda son de Antonio Anglés?. Si quieres contéstanos en el foro o envíanos un e-mail. Lo que prefieras. Gracias.

Juan Lucas. Entiendo que la pregunta va dirigida a mi. Tengo que decirte que el análisis de ADN cae fuera de mi especialidad -mi formación es de traumatólogo aunque luego hice la especialidad de medicina legal- pero sin ser esto una excusa para responderte la respuesta concisa a tu pregunta es que el análisis de ADN en huesos, aunque más complejo que en los de sangre o semen que se ventilan en pocos días, no tiene porque durar tanto tiempo; unas semanas, a lo sumo uno o dos meses puede ser tiempo más suficiente con equipos y personal adecuado en función del estado de descomposición. Pero ocho meses o más me parece una exageración, algo fuera de lugar.

El Palleter. Gracias, muchas gracias Juan Lucas (o como te llames...). Tu información nos es de mucha ayuda para dirigirnos con más fuerza moral al ministro de interior, sr. Mayor Oreja y su acólito, sr. Juan Cotino... ¡¡a ver si se les cae la cara de vergüenza!!... te mantendremos informado.

El Palleter. Ayer, 8 de Octubre de 2000, víspera del 9'Octubre (festividad del pueblo valenciano) nos desayunábamos con la noticia (eso sí, la misma, diciendo lo mismo, y en cuatro diarios... ¿dónde está el periodismo valenciano?) sobre los "problemas" que está teniendo el dpto. de policía científica (en Madrid) con un cráneo "supuestamente" atribuido a Antonio Anglés (¿quién lo atribuye?, ¿por qué?... pero esa es otra historia). Nos cuentan una historieta (la misma de siempre) sobre la huida/fuga de Anglés desde Valencia a Minglanilla... y sin solución de continuidad, "aparece" en Lisboa y desde allí "desaparece misteriosamente" (como dice la Interpol) en algún lugar del Océano Atlántico... bueno, ¡¡qué le vamos a hacer!!... nos siguen contando la misma mentira desde 1993...

Nuestro Ministerio del Interior, en el fondo, tiene mala conciencia... la última vez que nos contaron esa historieta fue coincidiendo con el séptimo aniversario de la aparición de las niñas de Alcàsser (Enero de 2000)... ahora nos la vuelven a contar porque se acerca una festividad típicamente valenciana (será para que nos tranquilicemos...)... y ya nos "amenazan" con desvelar totalmente el tema del ADN para dentro de pocos meses... ¿coincidiendo acaso con el 13 de Noviembre... o esperarán al 27 de Enero de 2001?... en fin, ya estamos inmunizados contra la mentira de siempre.

Nos ha llamado la atención el tema de las "últimas y modernas técnicas" de la policía... ¿por qué no han recurrido al prof. Carracedo de la Universidad de Santiago de Compostela?... seguramente él lo hubiera hecho con gusto y seguramente en menos tiempo... ¿acaso están preparando otra mentira simulando que el ADN del cráneo pertenece a Antonio Anglés?....

P.D. Nos gustaría que nuestro "forense oficial", Juan Lucas, no dijera algo al respecto... la información puedes leerla, entre otros, en: Los problemas con el análisis de ADN de un supuesto cráneo de Antonio Anglés

Juan Lucas. He leído la noticia que me pasas y me han llamado la atención varias cosas. La primera es la alusión a las últimas técnicas avanzadas con las que cuenta la policía española, como la "amplificación del ADN". Vamos a ver si somos serios porque declarar que la "amplificación del ADN" es una técnica novedosa es una tontería que no soporta el más mínimo análisis. La técnica de la "amplificación del ADN", mejor conocida como RCP o Reacción de la Polimerasa en Cadena, fue desarrollada a principios de los 80 por el Dr. Kary Mullis, que recibió el Premio Nobel de Química en 1993 por su descubrimiento. Las primeras aplicaciones de la RCP de las que tengo noticia fueron a mediados-finales de los 80. Incluso en la novela Jurassic Park de Michael Crichton de la que Spielberg hizo una película de gran éxito se alude explícitamente a ésta técnica como herramienta necesaria para amplificar el ADN a partir de unas trazas de sangre de dinosaurios encontrado en algunos fósiles de insectos. En mi parecer este desliz por si sólo descalifica a la policía por la poca seriedad con la que están tratando la investigación.

El Palleter. Es decir, Juan, si habláramos de equipos informáticos es como si nos intentaran "vender" la idea de que la técnica de "amplificación del ADN" que tiene la policía científica española es un Pentium III a 750 Mhz... cuando en realidad no pasa de ser un 286 a 40 Mhz... muy clarificador... pero tememos que muchos ciudadanos menos informados se traguen el anzuelo. Evidentemente la intención del artículo (elaborado por periodistas del mismo Ministerio del Interior... de eso nos hemos enterado hace poco) es tratar de demostrar que la policía cuenta con medios modernos y suficientes para abordar la investigación... una manera de legitimarse científicamente y preparar a la opinión pública para lo que se avecina: el análisis del ADN dará positivo porque así está decidido de antemano. Nos gustaría equivocarnos, pero creemos que la decisión ya está tomada. El fraude está servido.

Juan Lucas. Lo segundo que más me llama la atención es que no se haya intentado otras técnicas más corrientes y baratas. En nuestro cuerpo de forenses no abunda precisamente el dinero, pero las pruebas son con frecuencia costosas. Hoy en día podemos acudir a técnicas de antropología forense, más baratas que las basadas en el análisis del ADN. A veces con unas simples fotos amplificadas del sujeto y realizando estudios antropomórficos y tomando medidas antropométricas de los restos podemos dar con una identificación positiva con un alto grado de probabilidad. ¿Por qué no se han recurrido a éstas técnicas y más tratándose de un cráneo?. Vosotros apuntáis a que se esté preparando un posible fraude. Yo no quiero pensar mal, pero si yo estuviera en el lugar de los padres de las niñas solicitaría al juez que la policía reservase una parte de los restos para poder realizar un contra-análisis. Cabe la posibilidad de que el análisis de la policía de positivo pero que el procedimiento que utilicen haga imposible su contradicción si dejan impracticables los restos para un segundo análisis. Eso no sería de recibo.

El Palleter. Es claro que se podría cotejar las medidas del cráneo como dices. ¿Por qué no lo hacen?. Los motivos técnicos se nos escapan. Pero las razones "políticas" no. Recojemos tu propuesta del contra-análisis. Nos parece interesante y veremos de hacerla llegar a los padres de las niñas.

Juan Lucas. Por último, el tema de los tiempos. Me siguen pareciendo excesivos. Según dice el artículo los supuestos restos del Anglés llegaron a España en el mes de junio de este año. Que tuvieron problemas por la escasez de tejido o por el tratamiento de conservación de la policía irlandesa puede entenderse, pero eso más parece una excusa que una causa, ¿acaso no se informaron antes del estado de los restos?. Como dicen los clásicos, excusatio non petita, excusatio manifesta. Amigos de El Palleter, seguid investigando. Creo que hay gato encerrado.

El Palleter. Juan Lucas, estamos totalmente de acuerdo. Nuestra conclusión es que después de más de siete años nos siguen engañando y tratando como a ciudadanos menores de edad. Muchas Gracias.


Epílogo: El reciente análisis de ADN de los presuntos huesos del niño desaparecido Jonathan Barull, el de la sangre de su madre biológica y su comparación y confirmación tardaron menos de cinco días... sin comentarios.

 

Volver