El "GUION" DE MIGUEL RICART AL DESCUBIERTO (2): EL CASO DE "EL PAIS"



El diario El País no necesita presentaciones. Es un diario, mejor dicho, es un gran entramado mediático (Prisa) llevado con mano firme por el sr. Jesús de Polanco, un gran amigo del ex-presidente sr. Felipe González. Allí, en el grupo Prisa, el sr. González sabe que siempre tiene a su disposición un espacio, un micro, una cámara o un periodista de "campanillas" como Iñaki Gabilondo. Todo sea por la "causa" del Negocio de la Libertad (libro de Jesús Cacho altamente recomendable). Pero El País es mucho más que eso. Durante los sucesivos gobiernos de González, desde 1982 a 1996, El País siembre fue un referente ineludible del Gobierno-Estado. Hasta el punto que nunca se sabía dónde acababa el medio de comunicación y dónde comenzaba el partido, el Gobierno y el Estado. No en vano se le llamaba el BOE oficioso. Después de la derrota del PSOE en 1996 El País siguió siendo un BOE, pero esta vez al servicio de los intereses de los mandamases del PSOE, hasta el punto de que muchos apuntan a El Pais como el artífice de la retirada del candidato Josep Borrell.

En Enero de 1993 y durante el caso Alcàsser, El País también sirvió a la "causa" del Estado y de su Ministerio de Interior. El sr. Rafael Vera también es buen amigo del sr. Jesús de Polanco y eso se nota en el cuidado con que El País reprodujo exactamente lo que los "guionistas" del Ministerio de Interior habían diseñado para la mentira de Estado conocida entre nosotros como el como el "guión" de Miguel Ricart. Como el caso comentado de Manuel Marlasca, la edición de El País de domingo 31 de Enero de 1993 anticipaba algo que el propio Miguel Ricart todavía no había afirmado: que los hechos habían ocurrido en la caseta de La Romana. Habría que esperar hasta el 2 de Marzo de 1993 para que Miguel Ricart realizase ese famoso cambio en su "guión", pues hasta ese momento (desde su primera comparecencia ante el juez el 30 de Enero de 1993) Ricart nunca dijo que fuese en la caseta de La Romana donde ocurrieron los hechos, sino en un descampado junto al muro de una fábrica (ver secuencia cronológica de sus declaraciones). Por tanto, en buena lógica habría que haber esperado durante todo el mes de Febrero de 1993 para conocer la "verdad oficial"... pero, al parecer, en Castellana 5, tenían mucha prisa en que la opinión pública conociese cuanto antes la versión oficial de los hechos, perdón, la versión de sus "guionistas"... una versión que al parecer ya conocía el diario El País por la pluma de la periodista Amelia Castilla mucho antes de que la conociera el juez de Instrucción sr. José Luis Bort. Y, como en el caso de Manuel Marlasca, no es difícil averiguar de dónde salió esa versión...;-) Además, una versión mentirosa incluso con las propias diligencias de la guardia civil pues el reloj de Toñi no reflejaba las 23,10 horas como dice Amelia Castilla para dar más crédito a la versión oficial, sino 2 horas 20 minutos o 14 horas 20 minutos (el reloj de Toñi era analógico y por tanto no refleja si la hora marcada es AM o PM)... un reloj que además en la diligencia de la guardia civil declaran que está parado pero que no lo estaba (ver secuencia de fotos en la web del colectivo Viriato).


El archivo adjunto es un conjunto de 3 archivo jpg procedente de un artículo de Amelia Castilla en el diario El País del domingo 31 de Enero de 1993.



AMELIA CASTILLA

Diario El País - 31 de Enero de 1993

El "Guión" de Miguel Ricart al descubierto - El País (1)
El "Guión" de Miguel Ricart al descubierto - El País (2)
El "Guión" de Miguel Ricart al descubierto - El País (3)
 

 


 



Volver