DECÁLOGO PARA EL COMPROMISO CON LA VERDAD Y LA TRANSPARENCIA DE LOS ESTADOS
Carta abierta a la Asamblea General de las Naciones Unidas Web spanish to english Web espagnol à français

El Palleter. http://club.telepolis.com/casoalcasser/

"La verdad se corrompe con la mentira o con el silencio".
Cicerón.

"Es mejor encender una pequeña luz que quejarse de la oscuridad".
Confucio.

"Nunca he dudado que un grupo reducido de gente comprometida puede cambiar el mundo; de hecho, es la única cosa que ocurre siempre".
Margaret Mead, antropóloga.


El 7 de Septiembre de 2002, el Colectivo El Palleter en lucha por la verdad del caso Alcàsser y contra la mentira de Estado aprobó y proclamó el siguiente Decálogo para el compromiso con la Verdad y la Transparencia de los Estados. Tras este acto, el Colectivo El Palleter envió por correo electrónico copias del Decálogo a la Asamblea General de las Naciones Unidas y a varias instituciones y organizaciones internacionales de derechos humanos con el objetivo de que se debatan las propuestas contenidas en el mismo.


PREÁMBULO

Considerando que decir la verdad es un imperativo categórico universal presente en todos los pueblos, culturas y religiones.

Considerando que el compromiso con la verdad y el conocimiento real de los hechos públicos tiene por base el reconocimiento de la propia dignidad humana;

Considerando que el compromiso con la verdad y el conocimiento real de los hechos públicos es una necesidad fundamental para un desarrollo saludable de la conciencia humana y de los pueblos, que hunde sus raíces en lo más profundo del anhelo humano por la justicia;

Considerando que el compromiso con la verdad y la transparencia no significa una búsqueda de una verdad última filosófica o religiosa, sino el compromiso por extirpar las maneras manipuladoras y engañosas en las actuaciones de los Estados;

Considerando que desde el inicio de la historia el desconocimiento y el menosprecio a la verdad de los hechos públicos han originado actos de manipulación y ocultamiento de la información por los que ostentan el poder del Estado, fabricando mentiras ultrajantes para la conciencia de la humanidad y la fidelidad hacia los hechos de la historia;

Considerando que en multitud de ocasiones y en todas las latitudes han existido Estados considerados supuestos garantes de la legalidad, que han ocultado crimenes de Estado mediante pautas que han repetido a lo largo de la historia: destruyendo pruebas, fabricando versiones oficiales mentirosas, silenciando a testigos clave y manipulando o comprando a falsos culpables;

Considerando que la conocida sentencia de Albert Einstein "El Estado miente deliberadamente" no tiene porque ser un estigma permanente de los Estados, sino el efecto de una etapa histórica primitiva que los Estados pueden y deben superar;

Considerando esencial que la aspiración a la verdad y el conocimiento real de los hechos públicos de todo ser humano sea protegido por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión y la justa indignación ética contra la manipulación, el silencio y la mentira de Estado;

Considerando esencial promover el desarrollo de una cultura de la transparencia y la lealtad hacia la verdad entre las naciones y entre los individuos y sus gobiernos y sus representantes políticos nacionales e internacionales;

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas se han declarado resueltos a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad, entendemos como colectivo impulsor de esta iniciativa mundial que la aspiración a la verdad, el conocimiento de la verdad y la lucha contra la mentira de Estado por parte de individuos y naciones se incardina en las aspiraciones máximas de la Declaración Universal de Derechos Humanos;

Considerando que la aspiración a la verdad, su conocimiento público y la lucha contra la mentira de Estado necesita de una concepción común para el pleno cumplimiento de dichas aspiraciones;

El Palleter colectivo en lucha por la verdad del caso Alcàsser eleva a la Asamblea General de las Naciones Unidas el presente Decálogo para el compromiso con la Verdad y la Transparencia de los Estados como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a este Decálogo, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

 

Artículo 1

Todos los seres humanos tienen derecho a decir la verdad, a comprometerse con la verdad y la transparencia y a conocer la verdad de los hechos públicos de sus Estados.

 

Artículo 2

Todos los seres humanos tienen derecho a oponerse a la manipulación y a la mentira de Estado.

 

Artículo 3

Ningún ser humano podrá ser perseguido por aspirar a conocer la verdad de los hechos públicos de sus Estados.

 

Artículo 4

Todos los Estados tienen el deber de comprometerse con la verdad y la transparencia públicas.

 

Artículo 5

Los funcionarios públicos que se comprometan a decir la verdad o a denunciar la mentira de Estado no podrán ser perseguidos por sus Estados y tendrán el amparo de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

 

Artículo 6

Nadie será sometido a un sistema de lealtades incompatible con el compromiso con la verdad. En caso de conflicto de lealtades prevalecerá la lealtad a la verdad por encima de cualquier otra consideración, incluida la obediencia debida.

 

Artículo 7

Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, a denunciar y contestar pública e inmediatamente cualquier manipulación informativa de poderes públicos o privados, estatales o paraestatales, contando para ello con el acceso gratuito y en igualdad de condiciones a los recursos y medios informativos de titularidad pública y privada.

 

Artículo 8

Se declara una amnistía universal a todas las personas que estando obligadas por ley a guardar secreto sobre actuaciones manipuladoras o engañosas de Estado decidan desobedecer la ley y decir la verdad. Ningún Estado podrá perseguir a estas personas que tendrán el amparo de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

 

Artículo 9

Los Estados miembros de la Asamblea General de las Naciones Unidas se comprometen a aplicar inmediatamente los principios emanados de este Decálogo incluyendo las enmiendas correspondientes en sus Constituciones y legislaciones nacionales.

 

Artículo 10

1. En recuerdo del caso Alcàsser se acuerda que todos los 27 de Enero sean declarados Día Mundial contra la Mentira de Estado. En ese día todos los Estados miembros de las Naciones Unidas estarán obligados a decir la verdad de un hecho que hasta ese momento haya permanecido manipulado o silenciado ante la opinión pública nacional e internacional.

2. Se acuerda la creación de un Observatorio Internacional de Mentiras de Estado que bajo los auspicios de la Asamblea General de las Naciones Unidas vele por el cumplimiento del presente Decálogo.

 

En Alcàsser, (Valencia, España, Europa) a 7 de Septiembre de 2002,

El Palleter

Colectivo en lucha por la verdad del caso Alcàsser