Free Hosting

Free Web Hosting with PHP, MySQL, Apache, FTP and more.
Get your Free SubDOMAIN you.6te.net or you.eu5.org or...
Create your account NOW at http://www.freewebhostingarea.com.

Cheap Domains

Cheap Domains
starting at $2.99/year

check

Carta Num. 30: ANTONIO ANGLÉS SEGÚN EL EVANGELIO DE MARLASCA-RENDUELES


El libro de Manuel Marlasca y Luis Rendueles, titulado "Así son, así matan" y que lleva en la portada una fotografía de Antonio Anglés (suponemos que por aquello del "reclamo publicitario"), está publicado por Temas de Hoy. Es un libro con varios capítulos, hasta 22, dedicados a sendos asesinos contemporáneos. En lugar destacado, capítulo 2º, destaca Antonio Anglés con el subtítulo de "El nuevo hombre del saco".

El dedicado a Antonio Anglés es un total de 22 páginas que hemos reproducido gracias a un amigo que nos facilitó los archivos JPG. Tal como nos transmitió nuestro amigo, el texto de Marlasca y Rendueles es versión oficial de principio a fin, hasta el punto que se desprecian varios aspectos en el capítulo dedicado a Antonio Anglés como por ejemplo la total ausencia de información sobre los pelos encontrados en los cadáveres y cuyo ADN se conoce de unas siete personas o más que estuvieron en contacto con las niñas antes de su muerte... un dato que no extraña pues al comienzo del texto ya se anuncia su opinión sobre el profesor Luis Frontela (aunque sin nombrarlo): "médicos forenses ávidos de publicidad"... igualmente podríamos decir sobre la total ausencia o referencia bibliográfica al libro de Juan Ignacio Blanco, al que igualmente se le despacha, sin nombrarlo, con el siguiente comentario: "periodistas con hambre de gloria".

El texto está ciertamente ayuno de crítica a la versión oficial. En ningún momento se cuestiona la "confesión" de Miguel Ricart al que se le "concede la gracia" de considerarlo único "notario" (pues es el único que da fe sobre la versión oficial, como dice nuestro amigo), hasta el punto que Marlasca y Rendueles le conceden autoridad para conocer lo que pasó en La Romana: "Lo cierto es que Ricart violó al menos a una de las niñas, y colaboró en las torturas de las otras tres"... versión oficial pura y dura que no permite un cambio en el desarrollo de los acontecimientos y la verdadera autoría de los crímenes... por ejemplo: ¿por qué Ricart no puede ser el verdadero asesino de las niñas?... ¿por que lo dice él?... esa es la clave de nuestro "Test para los defensores de la verdad oficial" (Sección de Documentos en la web)... un test que pretende demostrar que cualquier otra "alternativa" a lo que presuntamente pasó en la caseta de La Romana tiene que ser "refrendada" por un delincuente llamado Miguel Ricart, pues no existió ninguna otra verificación, reconstrucción o contraprueba que desdijera lo que afirmaba Miguel Ricart... ese es el verdadero punto débil de la verdad oficial: se fundamenta únicamente por la "confesión" de Miguel Ricart... y nada más... siendo lo más grave que cualquier otra prueba o información que contradiga lo que dice el delincuente Ricart es rechazado de plano por los que deberían estar más "espabilados" a las mentiras de Ricart... algo muy significativo que hace al propio Estado, por omisión, cómplice de las mentiras de un recluso al que probablemente pagaron para que "confesara" una versión que le implicaba a él mínimamente y hacía descargar el grueso de la responsabilidad a un Antonio Anglés que continúa desaparecido desde entonces.

Si tuviéramos que calificar el texto leído diríamos que es de una espantosa ingenuidad hacia la versión oficial. Se nota en muchos detalles, por ejemplo en el famoso "papelito" de la Seguridad Social a nombre de Enrique Anglés encontrado cerca de la fosa, un "papelito" que a Marlasca y Rendueles no les provoca el más mínimo deseo de cuestionar su "intencionalidad" o plantear duda alguna... ¿se puede ser periodista de investigación sin cuestionar semejante "prueba"?. Pero hay más. Marlasca y Rendueles afirman que Antonio Anglés huyó porque un político (¿quién?) alertó a los periodistas y estos hicieron de altavoces y comunicaron por la radio que los cuerpos de las niñas se habían encontrado y que la policía iba a por los asesinos (esto no fue exactamente así) y que Antonio Anglés lo oyó por la radio (¿cómo lo saben?), pero no Miguel Ricart (¿cómo lo saben?).. sin embargo, unas líneas después dicen que Antonio Anglés se hizo ver al día siguiente en una peluquería ("La Peluquería") muy conocida de la Gran Vía Fernando el Católico de Valencia (dato del que no cuentan todos los detalles, ver el libro de Juan Ignacio Blanco, mucho más y mejor documentado)... ¿en qué quedamos, señores Marlasca y Rendueles?, ¿Antonio Anglés huye pero no huye?, ¿es que Antonio Anglés juega al gato y al ratón con la policía?... ¡¡por favor!!, más seriedad. Nos dá la sensación que Marlasca y Rendueles se han sentado a escribir sin un mínimo de coherencia lo que les redactaban en Castellana, 5.

PData. Es curioso que quienes airean con mayor énfasis (Marlasca, Rendueles, Laguna, etc.) el asunto del "juicio paralelo" durante la etapa del juicio a Miguel Ricart, no tengan ningún rubor en continuar en un permanente "juicio paralelo" del que apenas se dan cuenta: nos referimos a la machacona condena mediática de Antonio Anglés sin que exista su correspondiente juicio y condena en el ámbito jurídico... ¿no es acaso ese "juicio paralelo" a Antonio Anglés un permanente desprecio hacia nuestra Constitución y nuestro "Estado de Derecho" que ampara el derecho a la presunción de inocencia?... ¿por qué debemos creer a pies juntillas en la culpabilidad de Antonio Anglés?... ¿tal vez porque así nos lo repiten día tras días todos estos periodistas apesebrados?... sin embargo, convendría que estos periodistas se leyeran la sentencia contra Miguel Ricart... pues en ella en ningún momento aparece el mentado Antonio Anglés... luego, que lean más (estas webs) y escriban menos "juicios paralelos".


Los archivos adjuntos son un conjunto 12 archivos JPG de alrededor de 280 KB cada uno correspondientes a las 22 páginas de capítulo sobre Antonio Anglés (páginas 57 a 78 del libro).

Para leer, basta abrir directamente haciendo doble click a las páginas una a una. Es recomendable guardar una copia en vuestro disco duro para leer el texto sin necesidad de estar conectados.

 

Página 1 Página 2 Página 3 Página 4 Página 5 Página 6

 

Página 7 Página 8 Página 9 Página 10 Página 11 Página 12


También se puede bajar el capítulo completo en formato Word (por gentileza del amigo Yorchi):

Archivo zip de Documento WORD: ANTONIOANGLES.zip

 

Volver