Carta Num. 29: FAMILIA ANGLÉS: INTERIOR PAGA Y HACIENDA CALLA


El Ministerio de Interior paga con fondos reservados a la familia Anglés y el Ministerio de Hacienda calla evitando y estrangulando expedientes de los inspectores fiscales a tan singular familia... esta es la doble conclusión a la que hemos llegado después de una larga investigación que prácticamente arrancó desde las repetidas lecturas de la carta de "Garganta Profunda", pues desde el principio de esta investigación lo que más nos llamó la atención del contenido de dicha carta era la implicación del Ministerio de Interior pagando a la familia Anglés, la familia del conocido Antonio Anglés... además de a Miguel Ricart y a su ex-esposa.

¿Por qué el Ministerio de Interior paga con fondos reservados a la familia Anglés?... esa es una cuestión que todavía no hemos podido averiguar por nuestros medios... aunque una explicación convincente se encuentra en la carta de "Garganta Profunda" no por ello vamos a limitarnos a la información que nos ha proporcionado esa fuente, aunque entendemos que la respuesta a esa pregunta se nos va a resistir durante algún tiempo por motivos obvios... pues todavía no tenemos un topo en la cúpula del Ministerio de Interior... aunque todo se andará...;-)

No obstante, aunque a día de hoy esa respuesta se nos resista, hay otras respuestas que ya podemos dar a conocer con total fiabilidad de fuentes y de pruebas.

En esta larga investigación han habido varias fuentes pero hay dos particularmente interesantes. Llamaremos a la primera F-B y a la segunda F-H... el primero trabaja como empleado en Bancaja (antigua Caja de Ahorros de Valencia) y el segundo como funcionario en el Ministerio de Hacienda. Ambas fuentes no se conocen... y contrariamente a lo que se pueda suponer no se trata únicamente de dos personas. El cómo llegamos a conocer estas fuentes pertenece al ámbito de nuestra discrecionalidad, si bien podemos comentar a los "curiosos" que hubo algo de trabajo pero sobretodo mucha, mucha suerte en la localización y encuentro con estas fuentes, fuentes que por motivos obvios no vamos a dar sus nombres reales ni los cargos que ocupan en sus respectivos empleos. Entendemos que es labor de la Justicia y de los jueces investigar a partir de aquí y "llamar a capítulo" a los responsables de los Ministerios de Interior y Hacienda para que expliquen los pagos a la familia Anglés. Nosotros y nuestras fuentes podemos proporcionar la mecha pero la llama la deberá poner la Justicia... y sólo en el caso de que la Justicia se inhiba recurriremos a otras instancias.

Comencemos con las aportaciones de F-B, la fuente que trabaja en Bancaja. Por esta fuente pudimos averiguar que los Anglés tienen (a fecha de Octubre de 2001) un depósito acumulado en Bancaja de algo más de 52 millones de pesetas (algo más de 300 mil euros), en su mayor parte invertidos en Letras del Tesoro... mucho, demasiado para una familia cuyo único ingreso conocido es la nómina de Neusa Martins, madre de Antonio Anglés. Su nómina en un conocido matadero de aves cercano a Catarroja apenas supera los 2 millones de pesetas anuales (unos 12 mil euros) incluidas horas extras que ha dejado de hacer desde hace un par de años... curioso... y contando las aportaciones sociales por la enfermedad mental de Enrique Anglés (algo menos de 3 mil euros) en la familia Anglés no entran más de 15 mil euros anuales... ¿cómo entonces se entiende que la familia Anglés disponga esa cantidad en la Caja de Ahorros?. A esta fuente le preguntamos su parecer sobre el origen de semejante fortuna y, espontáneamente nos contestó: ¡¡fondos reservados!!... un parecer que no hace más que confirmar lo que ya sospechábamos por la carta de "Garganta Profunda".

La fuente F-B también nos comentó que coincidiendo con los desplazamientos de Neusa Martins a Sao Paulo, Brasil (cuatro o cinco veces en los últimos dos años), ésta realizaba un importante reintegro de dinero, de hasta cinco millones de pesetas (unos 30 mil euros), en efectivo al principio y por transferencia bancaria en las últimas ocasiones. Posiblemente, deducimos, ese dinero va dirigido a la familia carioca de Neusa Martins, brasileña de origen... o, ¿por qué no?... a preparar su "retiro dorado" en Brasil, mediante la compra de algún inmueble.

La información de la fuente F-B nos condujo a la fuente F-H a través de un golpe de suerte que no ha lugar comentar en este momento y la aparición en escena de una tercera persona que llamaremos Mr. X.

Esta fuente, F-H, fue mucho más reservada... y se entiende. Al parecer no era la primera vez que le preguntaban sobre el tema. Nos comentó que alguien, al que llamaremos Mr. X, también estuvo interesado hace tiempo en conocer esta información y al que incluso le presionó para que le proporcionara documentos internos y confidenciales de la Delegación de Hacienda en Valencia. Según ésta fuente todo este lío comenzó cuando sus superiores le pidieron verbalmente que dejara de molestar a la familia Anglés con sus requerimientos para que justificaran tan elevados ingresos... pues, según ésta fuente, ¡¡los Anglés no hacían declaraciones del IRPF!! pero estaban/están obligados por ley a hacerlo debido a sus elevados atípicos ingresos no-salariales (por constituir un notable incremento patrimonial están en la obligación de declararlos)... unos ingresos que inicialmente ésta fuente no identificó su origen (llegó a pensar que se trataba de loterías)... aunque posteriormente en conversaciones con otros compañeros de Hacienda llegó a la misma conclusión que la fuente F-B: ¡¡fondos reservados!!.

Al parecer sus superiores le aconsejaron que no se iniciara ningún expediente contra la familia Anglés aduciendo que esos pagos que recibía y siguen recibiendo los Anglés de Interior se pagan (ojo al dato): !!por la desaparición de Antonio Anglés!!... ¿alguien alguna vez ha escuchado una excusa tan boba?. Desde luego nuestra fuente F-H acató inmediatamente la orden de sus superiores (el empleo es el empleo) pero guarda para sí que la excusa que le pusieron sus jefes para que Hacienda guardara silencio sobre la familia Anglés no era legal ni de recibo... ¿cuándo se ha visto que la familia de un desaparecido cobre del Estado?, ¿cuándo se ha visto que la familia del supuestamente criminal más buscado de un país cobre de fondos públicos... precisamente por serlo?... salvando las distancias, es como si los EE.UU. pagasen con fondos federales a la familia de Bin Laden... ¡¡por estar desaparecido!!... ¿no es absurdo?... pues así es, con esa prepotencia que otorga el poder a sus lacayos se justificaron los superiores de nuestra fuente F-H.

Por tanto, el círculo sobre los pagos a la familia Anglés se cierra... a las iniciales sospechas de la carta de "Garganta Profunda", pasando por los "soplos" sobre las propiedades inmobiliarias de Kelly Anglés en Cullera, el BMW serie 5 de Carlos Anglés (hijo menor de Neusa Martins), las operaciones de estética, la planta baja en la calle San Pedro de Catarroja comprada al contado en 14 millones de pesetas sin venta previa de la conocida casa del Camí Real (la casa de la que supuestamente huyó Antonio Anglés por los tejados...;-)... unos gastos que de no exitir hubieran elevado la cantidad disponible en cuenta corriente a más de 85 millones de pesetas (más de medio millón de euros)... a todo esto se une la complicidad (o incompetencia) del Ministerio de Hacienda cuyo ministro Cristóbal Montoro debería dar alguna explicación... como debería darla el vicepresidente primero y ministro de Interior Mariano Rajoy por pagar con fondos reservados a la familia Anglés... como también debería explicarse porque la titular del Juzgado número 6 de Alzira que instruye el llamado Sumario B del caso Alcàsser contra "Antonio Anglés y otros" no investiga el patrimonio de los Anglés... sospechas que nos obligan a gritarles a todos ellos: ¡¡ni un euro de nuestros impuestos para Anglés y Ricart!!

Señores ministros: ¿cómo se puede entender que la familia Anglés tenga un tratamiento fiscal tan diferente y preferente al resto de los ciudadanos españoles?, ¿cómo se justifica que el Ministerio de Hacienda, con su ministro al frente autorice y apruebe semejante comportamiento inhibidor de la inspección fiscal?, ¿por qué autorizan y permiten que se pague con nuestros impuestos a la familia Anglés?, ¿por qué autorizan y permiten que Hacienda "haga la vista gorda" con la familia Anglés no exigiéndoles que paguen sus impuestos como los demás ciudadanos?... son preguntas sin respuesta por nuestra parte... preguntas que esperamos conteste algún día este Estado mentiroso que mantenemos con nuestros impuestos... señores Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro nos gustaría conocer la respuesta de sus labios... o que algún parlamentario no sujeto a la disciplina de partido les exigiera una respuesta convincente.

Señores Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro, aclárense... o una de dos, o Antonio Anglés no tiene nada que ver con el asesinato de las niñas de Alcàsser y entonces pudiera tener alguna explicación los pagos y el silencio de sus respectivos ministerios (Interior y Hacienda), algo así como una compensación del Estado por el daño moral al buen nombre de una familia... o si Antonio Anglés es de verdad el criminal más buscado de nuestro país... ¿por qué oscura razón que no alcanzamos a comprender se les paga con fondos públicos con sus respectivas autorizaciones ministeriales y, suponemos, del propio presidente José María Aznar?.

Señores Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro... cada vez estamos más cerca de conocer la verdad del caso Alcàsser... más vale que expongan pronto sus razones o pronto terminarán por hacer el más absoluto ridículo ante sus pares europeos ahora que les toca dirigir los destinos de la Unión Europea... ¿o prefieren que hagamos llegar ésta información a los ministros de Interior y de Hacienda de la UE?... les animamos pues a que nos den una explicación convincente sobre esos pagos... o a que lancen sobre nosotros al Fiscal General del Estado por injurias, cosa que nos encantaría para ver hasta que punto llega su iniquidad y su sentido del ridículo... pues ustedes saben que lo que decimos es verdad... en fin, ustedes mismos.

 

Volver