Carta Num. 2: LA MANIPULACION INFORMATIVA: INTERVIU


Hace unas semanas, coincidiendo con los siete años del hallazgo de los cuerpos sin vida de las "niñas de Alcàsser", los "Sres." de Interviú (portavoces mediáticos del Ministerio del Interior) intentaron manipular a la opinión pública (con la bendición del Ministerio del Interior, pues con toda seguridad fue gente del Ministerio quien les "filtró" la noticia). Les sugerí que en vez de contarnos cuentos chinos sobre los huesos de Antonio Anglés encontrados en Irlanda, investigarán el patrimonio y/o el crédito (inexplicablemente alto tratándose de una mujer que trabaja en un matadero de pollos) de Neusa Martins, la madre del presunto asesino Antonio Anglés. Y ni caso. ¿Por qué?.

Yo vivo en Catarroja, pueblo donde viven Neusa con algunos hijos (uno de ellos, Mauricio, tiene el VIH y sale y entra de la cárcel de Picassent como "pedro por su casa") y en el pueblo todo se acaba sabiendo (yo he visto con mis propios ojos a Neusa Martins sacar un gran fajo de billetes de la Caja de Ahorros). Interviú nos muestra a una Neusa en una casa miserable, pero lo que no dicen es que esa es la casa de antes, que la de ahora no tiene nada que ver con la de la foto y que aunque dice que no tiene un duro, hace poco se operó las tetas.

Pero, ¿por qué nadie investiga las conexiones de Neusa y Kelly Anglés con el Ministerio del Interior?. ¿Qué nos oculta el Ministerio desde la época del corrupto Corcuera en relación con el caso Alcásser?. ¿Por qué se paga con fondos reservados a Neusa Martins y a Kelly Angles?. En Catarroja se sabe todo pero mucha gente hace la vista gorda y los oídos sordos. Estos datos son contrastables.

¿Les interesa a ustedes investigar y/o denunciar este caso?. Quizá ustedes tengan más medios. El defensor del pueblo (en Madrid) pasa olímpicamente de estas denuncias. Los medios de comunicación, especialmente los pro-PSOE "Levante-EMV" y "El Pais" y los pro-PP "Las Provincias" y "El Mundo", están abonados acríticamente a la versión oficial, una versión que nadie con un mínimo de dignidad y honestidad intelectual se cree. Sin embargo estos medios siguen acosando mediáticamente a los únicos que se han atrevido a cuestionar la versión oficial. ¿Hasta cuándo van a defender al fiscal Jefe sr. Beltrán?, ¿lo defenderán también cuando se descubra todo el pastel?. ¡¡Venga ya!!, a encubrir la verdad contando mentiras váyanse a otro lugar, no son ustedes dignos del título de periodistas ni de informar a este pueblo.

Sin embargo los datos están ahí para quien quiera verlos con los ojos de la verdad: la manipulación de las pruebas, las autopsias "de aliño", la compra de testigos, los pagos con fondos reservados a los Anglés, las amenazas y el acoso mediático y judicial a Juan Ignacio Blanco (periodista) y Fernando García (padre de una de las niñas asesinadas)... ¿qué más hace falta?, ¿porqué nos mienten?, ¿qué se esconde tras el crímen de Alcàsser que hace que el Estado, sus fuerzas policiales y sus aparatos de propaganda nos sigan mintiendo siete años despues?.

Muchos valencianos seguimos pensando que Ricart y Anglès fueron simples "cabezas de turco" que ocuparon el puesto de los "asesinos oficiales" para encubrir a los verdaderos asesinos. Y pensamos que asumieron ese papel con la ayuda y el "empujón" de los fondos reservados. De los verdaderos asesinos apenas sabemos nada: algunos pensamos que las niñas fueron asesinadas en una fiesta-orgía privada, otros pensamos en el entorno de entonces: en Noviembre de 1992 había mucho movimiento de tropas en Valencia. Tal vez fue obra de algunos soldados, quizá marines, quizá legionarios. En cualquier caso, fuera quien fuese, Ricart y Anglés no fueron y esa es la mentira que hay que desvelar. Y, a todo esto, no olvidemos el papel desorientador y desinformador del impresentable ex-abogado del M. Interior, sr. Emilio Rodríguez Menéndez, haciendo toda una apología del periodismo amarillo. Sin duda, lo sabemos, el sr. Rodríguez Menéndez estuvo y está "en el ajo" de aquella operación de encubrimiento... por cierto, ¿cuánto cuesta, aún hoy, el silencio de Rodríguez Menéndez?.

Los datos están ahí. Ustedes tienen la palabra.

Más pronto que tarde esto puede explotar, la verdad se sabrá y los que no quisieron ver y dar a conocer lo que ocurre en Catarroja con los Anglés quedarán en evidencia por no haber investigado cuando tocaba ni haber alertado a la opinión pública.

Volver