Carta Num. 1: INICIO Y CARTA DE "GARGANTA PROFUNDA"



No sé quien escribió esto (1) ni porqué razón llegó hasta mí en forma de carta anónima. Pero lo que si sé es que su contenido confirmó mis sospechas sobre el llamado caso Alcácer. También mis temores. No conozco las intenciones últimas de su autor, aunque denotan una cierta hostilidad hacia el Estado, al que parece servir o haber servido en asuntos turbios.

¿Qué pienso del caso?. Creo que el caso Alcácer permanecerá en la memoria colectiva de los valencianos durante mucho tiempo con un cierto halo de misterio, propiciado en parte por la saturación mediática que durante un tiempo se dio al caso (todo lo contrario que ahora, curiosamente), y por una chapucera investigación más cercana al insulto a la inteligencia (el episodio del papel de Anglés encontrado en los alrededores de la fosa está más cerca del género cómico que de lo increíble) que al deseable rigor policial que exigía el caso, ausencia de rigor y eficacia que aparentemente (y digo aparentemente porque en este caso nada es lo que parece) propiciaron la huida del presunto asesino Antonio Anglés, en paradero desconocido ahora hace siete años y que la policía parece haber dado por muerto, dada la notable ausencia de noticias desde entonces.

Pero también parecía imposible encontrar a Roldán, lo que demuestra que cuando hay voluntad política, eficacia policial y medios nada es imposible para nuestra justicia. Pero en el caso Alcácer parece no existir interés en descubrir la verdad, más bien todo lo contrario, dejar por zanjado el caso con la condena al robaperas de Miguel Ricart y a falta del fleco de la indemnización multimillonaria a los padres de las víctimas, cerrar definitivamente el caso para la justicia, la policía y la opinión pública. Las últimas noticias del CGPJ reconociendo un funcionamiento anormal de la justicia en el caso Alcácer, parecen confirmar un mea culpa de los aspectos formales del caso, pero no una investigación sobre el fondo del asunto y del anormal desarrollo del sumario.

Ahora parece (precisamente ahora, ¿sospechoso, no?) que el sr. Juan Cotino, director general de la Policía, pretende convencernos que se han encontrado unos huesos en Irlanda, presuntamente de Anglés. Dice que va a realizar la prueba del ADN, pero lo quiere hacer sin luz ni taquígrafos, a espaldas de la Universidad de Valencia que tiene un convenio con Justicia para estos menesteres. El sr. Cotino quiere que el análisis se realice en Madrid, ¿acaso quiere manipular el resultado, sr. Cotino?. Creo que cada vez es más necesario que la sociedad valenciana se movilice ante esta gran farsa del gobierno, ante este verdadero Expediente X que tenemos los valencianos para con nuestra dignidad. Si nos mintieron en el caso Alcácer, ¿qué otras mentiras nos pueden hacer creer?.

¿Qué pretendo con éste envío?. No lo sé muy bien. En parte que no caiga en saco roto esta carta, pensada creo para su difusión y su reflexión. Aunque no descarto que pueda formar parte de una intoxicación, del criterio de cada persona dependerá sí lo coherente es arrojar la carta a la papelera o formar una especie de cadena humana con ella, haciéndola correr por la Red, ponerla en páginas Web o simplemente hacerla llegar por correo a quien corresponda.

Por favor, no pretendo un movimiento por la verdad del caso Alcácer ni nada parecido. Tan sólo que cada cuál saque sus conclusiones y obre en consecuencia. ¿Por qué el anonimato?. Por simple precaución. Si el caso Alcácer estuviera rodeado de menos misterio (misterio interesado) tal vez no fuera necesario.

(1) El archivo adjunto es un conjunto comprimido de ocho archivos tif de 267 Kb cada uno correspondientes a sendas hojas (de 0 a 7). Las partes tachadas ya se encontraban así en el original y desconocemos que contenido pueden ocultar. Entre nosotros hemos "bautizado" al desconocido autor como "garganta profunda", pues al parecer informaba regularmente a Fernando García y de Juan Ignacio Blanco, investigadores del caso Alcásser y los primeros en alertar a la opinión pública sobre las lagunas y manipulaciones del caso Alcàsser.


Carta de Garganta Profunda en formato gráfico (Tomado de la fotocopia original)

Carta de Garganta Profunda en formato texto (Transcripción de la fotocopia original)


 

Volver